Entre el 40 y 80% de los pacientes con cáncer sufren desnutrición

El Hospital Macarena organiza las II Jornadas de Nutrición y Cáncer dirigidas a profesionales, pacientes y cuidadores donde se analizaran los aspectos preventivos y terapéuticos de esta enfermedadIMG 8060

 

El Hospital Universitario Virgen Macarena a través del Servicio de Endocrinología y Nutrición, en colaboración con el Servicio de Oncología Médica y Oncologia Radioterápica, ha organizado hoy las II Jornadas de ‘Nutrición y cáncer’, coincidiendo con la celebración del día nacional de la Nutrición.

Especialistas, asociación de pacientes y ciudadanos implicados en el abordaje de esta patología, promueven este encuentro dirigido tanto a profesionales sanitarios como a pacientes, familiares, cuidadores o cualquier ciudadano interesado en el tema, para exponer todos aquellos aspectos relacionados con la nutrición del paciente desde un punto de vista preventivo pero también terapéutico ya que la desnutrición constituye un problema de alta prevalencia en el paciente oncológico.

La apertura de las Jornadas ha corrido a cargo de la subdirectora médica Concepción Romero, acompañada en la mesa por los respoanbles de los tres Servicios implicados. La primera parte de las jornadas han estado centradas en los temas relacionados con la promoción de la Salud y prevención primaria del cáncer, una enfermedad multifactorial. La dieta, la obesidad y la actividad física, entre otros factores, están involucrados en su desarrollo. La relación entre estos factores es directa, pero a la vez, también es compleja ya que cada uno de estos factores interactúa de manera diferente sobre el proceso de carcinogénesis. 

La dieta se puede considerar uno de los principales factores de riesgo modificables del cáncer. De hecho entre un 30-35 % de las muertes por cáncer se pueden atribuir a este factor, si bien esta proporción puede variar según el tipo de cáncer (por ejemplo, un 70% en cáncer de colon y recto). Numerosos estudios  han puesto de manifiesto que el patrón de dieta mediterránea protege frente al desarrollo de cáncer en general y se asocia con un menor riesgo de mortalidad. 

Por tanto, en la primera parte de las Jornadas se ha querido resaltar que un 40% de los casos de cáncer son evitables adoptando hábitos de vida saludable, y la mejor manera de afrontar la lucha contra el cáncer consiste en modificar la alimentación, aumentando el consumo de frutas y verduras, evitando el consumo excesivo de alcohol y manteniendo un peso corporal saludable. Con respecto a la actividad física, se ha demostrado que la práctica de actividad física regular, no solo reduce el riesgo relacionado con las enfermedades cardiovasculares y la diabetes mellitus sino que además, presenta ventajas considerables en relación con muchas enfermedades, como es el caso del cáncer de colon y mama, además de las asociadas con la obesidad. 

En relación a la segunda parte de la Jornada esta se centra en el abordaje nutricional del  paciente con cáncer. La desnutrición es el diagnóstico secundario más frecuente en el paciente oncológico, con una prevalencia  que oscila entre el 15-40% en el momento del diagnóstico, entre un 30-40% al ingreso hospitalario, y entre el 80-90% en pacientes con enfermedad avanzada. Existe una relación directa entre el estado nutricional, la capacidad funcional y su calidad de vida. 

Por lo tanto, en las jornadas se abordan todos los aspectos relacionados  con el abordaje nutricional del paciente oncológico, desde los mecanismos por los que se produce la desnutrición en el paciente neoplásico, el impacto que esta tiene en la evolución del proceso oncológico, hasta cómo podemos detectar a los pacientes desnutridos o en riesgo nutricional, y la importancia de seguir un completo plan de manejo nutricional que incluya cambios en la dieta oral, suplementos nutricionales, e indicaciones para cuando la ingesta de alimentos por vía oral es insuficiente o no es posible, establecer un soporte nutricional a través de una sonda o a través de una vía parenteral, todo ello con el objetivo de llevar a cabo una intervención nutricional precoz y efectiva.

Desnutrición en el paciente con cáncerLa desnutrición ocurre en el 40-80% de los pacientes con cáncer y es una causa importante de aumento de morbilidad y mortalidad en los que tienen enfermedad avanzada. Los pacientes con neoplasias digestivas tienen especial riesgo nutricional, dado que puede estar comprometida tanto la ingesta por la aparición de disfagia, como la absorción y el metabolismo de los nutrientes. Asimismo, los tratamientos aplicados, fundamentalmente cirugía, pero también quimioterapia neoadyuvante o coadyuvante y radioterapia, pueden comprometer un estado nutricional ya deteriorado. La desnutrición produce un gran deterioro del estado de salud, con el consecuente aumento de complicaciones, disminución de la tolerancia al tratamiento oncológico y una disminución de la calidad de vida del paciente.

Todo lo expuesto implica que el cáncer es un problema socio sanitario de gran magnitud que requiere de un equipo multidisciplinar para el manejo del paciente oncológico. Por este motivo, en el Hospital Universitario Virgen Macarena, los Servicios de Oncología Médica, Oncología Radioterápica, y Endocrinología y Nutrición están trabajando junto con otras unidades del centro y Atención Primaria. Todas ellas implicadas en el manejo de estos pacientes, con el objetivo de mejorar la atención nutricional en pacientes oncológicos desnutridos o en riesgo nutricional, para que puedan ser atendidos siguiendo un completo plan nutricional que incluya cambios en la dieta oral, suplementos nutricionales, e indicaciones para cuando la ingesta de alimentos por vía oral es insuficiente o no es posible, establecer un soporte nutricional a través de una sonda o a través de una vía parenteral, todo ello para llevar a cabo una intervención nutricional precoz y efectiva. 


Atención Nutricional de  los pacientes con cáncer en el Hospital Virgen Macarena 
La Unidad de Nutrición hace un seguimiento de los pacientes oncológicos durante todo el proceso y  en aquellos casos, una vez superada la enfermedad, en los que como  consecuencia de los tratamientos oncológicos, persisten las dificultades para mantener un buen estado nutricional, se mantiene el seguimiento periódico de estos pacientes en las consultas externas y /o a través de la coordinación con Atención Primaria. 
En consulta externa, la patología oncológica representa un 40% de toda la actividad que se realiza y de estos un 25% son primeras visitas. El momento en que se derivan depende del tipo de tumor, estadio y tratamiento al que se va a someter. En los casos en los que previamente se sabe que va presentar dificultades para la alimentación, son valorados  antes de iniciar el tratamiento y en los pacientes sometidos a cirugía, a veces la primera visita es después de esta. 

Afortunadamente,muchos pacientes superan exitosamente el cáncer y recuperan el apetito y /o la posibilidad de comer una dieta variada y saludable con alimentos naturales,recuperando un buen estado nutricional. Por contra, algunos pacientes, cuando terminan el tratamiento activo, continúan requiriendo un soporte nutricional adecuado a sus condiciones especificas, ya que quedan secuelas que impiden una dieta completa y suficiente por la vía oral y por lo tanto, precisan de un seguimiento durante años en la Unidad de nutrición.


Teleconsulta nutricional

 Los pacientes con procesos muy avanzados, son atendidos en su casa por la Unidad de Hospitalización Domiciliaria y/o por su equipo de Atención Primaria y en caso de que precisan una atención nutricional especializada son derivados a través de la Teleconsulta de nutrición, previa valoración enfermera y nutricional, realizada en su domicilio por la enfermera gestora de casos de su centro de salud. Actualmente, el Hospital Virgen Macarena atiende a través de Teleconsulta a 1.300 pacientes por año y de estos un 30% son oncológicos (persona mayor de 75 años con cáncer avanzado y/o que por decisión del paciente/familiar o cuidador deciden no aplicar tratamiento oncológico).

buzon