cardio

Misión, Visión y Valores

Misión:

Promover la prevención y prestar una atención de máxima calidad a los problemas de salud de nuestra población de referencia en estrecha coordinación con los Equipos de Atención Primaria y otras UGC y Servicios intrahospitalarios a través de la implementación del mejor conocimiento científico disponible con criterios de eficiencia, garantizando la máxima accesibilidad y equidad, la continuidad asistencial y la incorporación de las expectativas del ciudadano y promoviendo la excelencia profesional en el marco de la gestión clínica.

Impulsar las políticas de salud y las líneas estratégicas del SSPA y cooperar decididamente en los objetivos del Contrato Programa del centro, apoyando tanto al equipo directivo como a la dirección corporativa del SAS en la materialización en su ámbito de actuación de las tareas que se le encomienden. 

Visión:

Desde la Gestión de la Calidad como núcleo, potenciar un proceso de transformación del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Virgen Macarena hacia la excelencia que lo sitúe como referencia regional, nacional e internacional tanto por calidad asistencial como en eficiencia, innovación y producción científica, teniendo la accesibilidad y servicio a nuestros pacientes como epicentro. 

Valores:

Formular los valores de nuestra organización, hacerlos explícitos desde el liderazgo para que puedan ser compartidos, asumidos o enseñados, es un paso inexcusable para implicar al equipo en el proyecto.

  1. La dignidad de la persona, considerado el principio de los principios bioéticos: diagnosticamos, tratamos y cuidamos a personas, individuos únicos e irrepetibles, al que nos acercaremos con profundo respeto y consideración, sin discriminación ni rechazo alguno por su aspecto, circunstancias familiares o sociales, creencias, comportamientos o manifestaciones.

  2. La equidad, seña de identidad de nuestra organización como sistema sanitario público.

  3. El altruismo, valor que nos lleva a buscar el bien y el bienestar del otro, paciente, familiar o compañero de trabajo, más allá de lo estipulado por nuestro contrato laboral o sin necesidad de compensaciones materiales por hacerlo.

  4. La búsqueda y transmisión permanente del conocimiento y las mejores prácticas, para ofrecer a nuestros pacientes un servicio de la máxima calidad científico-técnica.

  5. La generosidad, para compartir y transmitir el conocimiento adquirido a otros profesionales que aprenden y trabajan con nosotros y que garantizarán la continuidad de nuestra misión como profesionales sanitarios comprometidos con la sociedad a la que nos debemos.

  6. La eficiencia, como orientación permanente al uso prudente y racional de los medios a nuestro alcance, convencidos de la finitud de los mismos y de su efectividad relativa, preocupados por la sostenibilidad del sistema público de salud.

  7. La atención integral e integradora, con esa visión holística e integral de la persona enferma, de manera que atendemos a enfermos y no a enfermedades o a órganos disfuncionantes. Por ello ningún enfermo nos es ajeno a nuestra ciencia y a nuestros cuidados, y estamos especialmente preparados para asumir patologías crónicas, comorbilidades y discapacidades como las que ocurren con el envejecimiento o con la coexistencia de varias enfermedades en una misma persona.

  8. La polivalencia, un valor muy demandado por las organizaciones modernas, que supone la predisposición y capacidad para adaptarse a las circunstancias cambiantes, asumir múltiples tareas, moverse en diferentes terrenos y espacios de trabajo.

  9. Capacidad de trabajo en equipo, en la atención sanitaria del siglo XXI la organización del trabajo clínico en torno a equipos multidisciplinares es indispensable para alcanzar la excelencia clínica.

  10. Potenciador de la participación y la corresponsabilidad, fomentando el establecimiento de pactos y negociación entre el individuo y el equipo de salud, en el contexto de toma de decisiones compartidas sobre objetivos y plan de seguimiento.

  11. Orientación a resultados, desarrollando un plan de evaluación de indicadores de proceso y de resultados en salud como objetivo prioritario.

  12. Coherencia con las líneas estratégicas del Sistema Sanitario Público Andaluz (SSPA), sirviendo como potenciador de la mejora de la calidad asistencial, de la implantación y desarrollo de los Procesos Asistenciales Integrados (PAI) y de los principios de gestión basados en la búsqueda de la máxima efectividad y eficiencia de las acciones propuestas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

buzon

Solicitud de Mesas

visi